La situación de los trabajadores colombianos sigue empeorando y, al parecer, la estrategia del presidente Iván Duque de darles beneficios las empresas no le ha funcionado para mitigar las cifras de desempleo; de acuerdo con la entidad estadística, en 2019 más de 209.000 personas perdieron su empleo.

El director Oviedo resaltó que la cifra de personas desocupadas en Colombia llegó el año pasado a los 2’615.000. Sin embargo, en las principales ciudades del país sí se está viendo un crecimiento en la población ocupada de 32.000 personas.

Los sectores que están ‘jalonando’ el empleo en Colombia, según Oviedo, son el de construcción, servicios sociales personales y comercio, hoteles y restaurantes; en contraste, los que menos puestos de trabajo están generando o los que más están recortando personal son agricultura, pesca, actividades inmobiliarias e industria manufacturera.

Entre octubre y diciembre, las ciudades con peores condiciones laborales fueron Quibdó, Ibagué, Valledupar y Florencia; mientras que los colombianos pudieron encontrar trabajo más fácilmente, o mantenerse en el que estaban, en Cartagena, Barranquilla, Pereira y Bogotá.