En entrevista con Semana, Jorge Castaño, superintendente financiero, sostuvo que, aunque la pandemia por la COVID-19 no ha terminado, “las deudas [a los bancos] hay que pagarlas”.

Muchos colombianos, señala la revista, han sentido el regreso de los cobros de los bancos, después de que las obligaciones financieras estaban “en periodo de gracia” por al crisis sanitaria que atraviesa el país.

Y es que Semana recuerda que durante lo peor de la pandemia se activó el Programa de Apoyo al Deudor (PAD) que permitió a más de un millón de usuarios redefinir sus créditos, que llegaban a los 15 billones de pesos.

Castaño le dijo al semanario que aunque los usuarios se quejan de los bancos, son muy cumplidos con sus pagos. Agregó que, incluso, estando en pandemia, “el recaudo de la cartera van por buen camino”.

Sin embargo, reconoció que este comportamiento va “a deteriorarse” debido a que el ingreso de los colombianos se ha visto afectado. Además, señaló que los índices de mora aumentarán.

Aún así, los cobros a los deudores se reactivan en pandemia

El superintendente le dijo a la publicación que los periodos de gracia para los usuarios de los bancos eran temporales y que “las tasas de interés están bajando”, por lo que el deudor podrá seguir pagando.

A pesar de que los ingresos caen entre los colombianos, Castaño fue contundente: “No se molesten porque les cobran. ¡Hay que pagar!”. 

“No hay que caer en cantos de sirena, creyendo que va a venir un tercero a pagar los créditos por usted. Las obligaciones hay que pagarlas”, remató.