Ospina recibió una patada por parte del argentino Ignacio Pussetto en el minuto 4 del partido frente a Udinese cuando quiso achicar un centro que venía desde el sector derecho.

A pesar de ello, recibió atención médica y quiso seguir jugando. Pero no se sentía bien y recibió dos goles en los que quedó demostrado que no estaba en capacidades de seguir jugando. Segundos después se desplomó y tuvo que ser llevado a un hospital en un ambulancia.

Ospina, exportero del Atlético Nacinal, Niza y Arsenal, está hospitalizado, pero ya recuperó conocimiento y está bajo el control de los médicos especializados, según informaron fuentes del Nápoles en el estadio San Paolo.

El arquero se retiró del campo con el resultado de 2-2 y fue sustituido por Alex Meret.

Por ahora, se espera que tenga una buena evolución y pueda juntarse con sus compañeros de Selección Colombia en Japón, para jugar los amistosos contra los nipones y la selección de Corea del Sur.