Este domingo el Departamento de Comunicaciones del club difundió el texto para “rechazar rotundamente los hechos” de los que fueron víctimas en primeras horas de este día.

Según el texto, el ataque ocurrió a las afueras de Tunja cuando el equipo se desplazaba en el bus oficial con destino hacia el aeropuerto de la ciudad Gustavo Rojas Pinilla.

El gerente deportivo de Patriotas Boyacá relató así la angustiosa escena :

“Nos emboscaron. Atravesaron motos en la vía, salieron encapuchados, lanzaron piedras y punturas al bus. Rompieron los vidrios, las piedras atravesaron los cristales”.

En videos compartidos por los jugadores se evidencia el daño que tuvo el vehículo, pues el club no reportó que ningún integrante de la plantilla, cuerpo técnico o asistentes sufriera lesiones.

“Aquí está la evidencia”, “no podemos permitir la violencia en el fútbol, primero está nuestra integridad, nuestra salud”, son algunas de las frases que pronuncian los futbolistas al denunciar el hecho.

En el texto, el plantel indicó que la violencia no tiene cabida en el fútbol y que “siempre existen vías diferentes como el diálogo constructivo, soportado en el respeto y en pro del desarrollo de nuestra sociedad que vela por la integridad de cada persona”.

Patriotas se dirigía a cumplir con el compromiso de visitante ante el Bucaramanga, válido por la fecha 17 de la Liga BetPlay que se cumplirá el lunes 5 de abril a las 6:00 de la tarde.

Este es el comunicado completo del club:

Patriotas Boyacá FC
Patriotas Boyacá FC