El locutor apareció en videos de denuncia ciudadana cantando, posando para las fotos, abrazando gente a diestra y siniestra, bailando y demás sin las más mínimas medidas de distanciamiento o de bioseguridad.

Las imágenes lo muestran a él y a sus pachangueros acompañantes sin tapabocas ni preocupaciones por posibles contagios de coronavirus.

Lo particular es que el popular cantante del gol criticó duramente a los profesionales de la salud que en primera línea atienden a las personas con COVID-19 al señalar que prefieren no ayudar a sus pacientes para cobrar supuestas sumas de dinero.

“Algunos médicos parece que no estuvieran muy interesados en que las personas se curen rápido, sino que están interesados en los 30 millones que les llegan a los hospitales”, apuntó en Win Sports.

Y aunque después metió reversa al expresar en Caracol Radio que es admirador de los médicos colombianos”, eso no evitó que le cayeran con todo desde sectores como el Colegio Médico Colombiano, que le pidió “pruebas” de sus graves acusaciones.

Además, Javier Fernández, que ya tuvo coronavirus, se atrevió a recomendar remedios alternativos que aparentemente lo ayudaron a superar la pandemia.

“Hay otras maneras tempranas para tratar la COVID-19, lo digo por experiencia propia. Yo me tomé estos medicamentos [no los mostró] y no me llegó a mayores. Y eso que soy hipertenso y con enfermedades que hubieran podido complicar todo”, señaló en Win el mismo día de sus denuncias.

Al parecer, el relator ya no le teme a los estragos del virus que en Colombia ya se ha llevado la vida de más de 59.000 personas.

‘Cantante del gol’, de fiesta en Girardot sin bioseguridad

En video, Javier Fernández como pez en el agua con micrófono en mano: