Durante el partido amistoso ante Cataluña, que se jugó este lunes y terminó con triunfo para los europeos por 2 a 1, nadie notó que el uniforme con el que jugó el cuadro dirigido por Rafael Dudamel era diferente respecto al que usó tres días atrás cuando derrotó a Argentina por 3 a 1.

Sin embargo, los seguidores de la vinotinto se enteraron de la anomalía por las denuncias que hicieron referentes del equipo como Tomás Rincón y Salomón Rondón.

“No tener camisas para jugar hoy y estampar unas que compraron es lamentable, lo de ustedes es vergonzoso”, reclamó Rincón en su cuenta de Twitter. Por su parte, Rondón mencionó a la marca patrocinadora del uniforme de Venezuela junto a un emoticón que demostraba su rabia.

La delegación de la selección venezolana resolvió la ausencia de sus uniformes oficiales comprando camisetas color vinotinto marca Quechua que, según expuso en su cuenta de Twitter la tienda de ropa deportiva Decathlon, tienen un costo de 10 euros.