Teófilo Gutiérrez es amado por los aficionados del Junior, pero hay momentos, como en el más reciente partido de Copa Sudamericana contra Unión La Calera, en el que los mismos hinchas lo critican fuertemente.

A sus 35 años, el delantero de La Chinita es un líder dentro del campo de juego. Con su gran calidad mueve los hilos del ataque y aporta con goles o importantes asistencias que después son destacadas.

Sin embargo, esos gestos de brillantez no borran esos impases, críticas, escándalos y hechos bochornosos desde que el barranquillero volvió a su tierra natal para ponerse la camiseta de su querido Junior.

Y es que su regreso no fue un hecho que pasó desapercibido. En el 2017, el estadio Metropolitano de Barranquilla se llenó con cerca de 45.000 espectadores, quienes llegaron hasta allí solamente por ver a su nuevo delantero estrella. Él respondió a ese cariño y se acercó a las tribunas, incluso causando algunos accidentes.

De ahí para adelante fue un sin fin de historias de amor y desamor entre los hinchas, sus compañeros, la prensa y todo lo que ha rodeado su carrera futbolística sus últimos tres años.

Los mensajes desde las redes sociales de Teófilo a la pareja de Roberto Ovelar

La salida del delantero paraguayo se generó luego de que se rompió el camerino del Junior. Según contó el mismo Ovelar, desde la cuenta de un “compañero” le enviaron un mensaje a su esposa, Gladys Ortega, que no le gustó a ella ni al futbolista.

Posteriormente se supo que fue desde las redes sociales de Teófilo que salió ese mensaje y aunque declaró que él no lo escribió, sino que fue otra persona, nunca pudieron dar claridad sobre el hecho.

En su momento, Ovelar consiguió una salida muy diplomática y sin inconvenientes del club rojiblanco, pero tiempo después estalló y fue mucho más certero sobre los hechos.

Dañaron mucho la imagen de mi familia. A mi señora la dejaron como una puta y la gente no sabe cómo es la realidad de las cosas. En Junior lo que pasó fue más una falta de respeto, no fue que se metieron con mi señora. Lamentablemente la prensa escrita ensució, nos pisoteó, e hizo mucho daño estando allá en Barranquilla. La gente no lee el texto sino solo lee lo que dice el título. Yo no tengo rabia, pero sí hay que pensar más las cosas. Han pisoteado mi familia. Estoy muy conmovido por ese personaje que dañó y ensució mi familia y dejó mal parada a mi señora, que la conozco hace muchos años. Eso ya quedó ahí: mi señora, como una puta, y yo, como un cornudo, pero nosotros sabemos lo que realmente pasó. Algún día espero poder contar la verdad de las cosas”, dijo en Caracol Radio (minuto 9:33) el futbolista.

Ahora, Ovelar y su familia viven felices en Manizales y comparten imágenes de los buenos momentos que tienen.

La verdad sobre Teófilo y Karina, la esposa de James Sánchez

El caso de la esposa de Ovelar no fue el único en el que estuvo involucrado el delantero. Casi a la par del anterior escándalo, a Teófilo lo involucraron con Karina Cruz, la pareja del futbolista James Sánchez, aún compañero en el Junior.

En aquel momento, se conoció un audio en el que se hablaba de la supuesta relación que tenían ellos dos y hasta el periodista Hugo Illera aseguró que James y su pareja se habían separado.

El rumor fue tanto que Karina Cruz dio una entrevista en El Heraldo y allí aclaró todo. La mujer negó por completo las acusaciones de las que era víctima y señaló vehemente que no tuvo “ninguna relación con Teófilo”.

Penaltis que erró Teófilo y ausencia contra Paranaense

Como líder y uno de los jugadores con más experiencia en el plantel de Junior, la afición y la prensa espera que él sea el encargado de los penaltis en los partidos cruciales.

Sin embargo, su experiencia desde el punto blanco no ha sido tan buena y ha dejado momentos bochornosos que han sido muy criticados.

A pesar de ser muy importante dentro de la plantilla, el delantero barranquillero fue un mal protagonista y no ejecutó lanzamientos que eran cruciales para su equipo.

Uno de sus primeros penaltis errados en su regreso a Junior fue en un partido de Copa Libertadores contra Alianza Lima. El balón se fue muy alto y hubo muchas burlas y críticas.

Ese 2018 fue una año de una racha negativa para Junior y entre los muchos jugadores que erraron penaltis estuvo ‘Teo’. No obstante, el momento crucial fue en la final contra Atlético Paranaense.

En aquel partido de Copa Sudamericana, Junior empató 1-1 en los 90 minutos y Jarlan también erró un penalti. Las críticas cayeron sobre Gutiérrez por no haberlo cobrado él, pero luego, en la definición final desde el punto blanco, a Teófilo le tocó cobrar y terminó mandándolo muy alto.

El ‘agarrón’ de Teófilo con Iván René Valenciano

En su papel como panelista de un programa de televisión, el ‘Gordo’ se convirtió en un gran crítico del juego que muestra Junior de Barranquilla.

En una de sus muchas críticas, Teófilo quiso aparecer frente a los medios de comunicación para responder a lo que decía el exfutbolista y también ídolo de Junior en el pasado.

“Cada uno de nosotros sabemos lo que tenemos que hacer. No necesitamos que nadie nos diga, que nadie nos diga. El que quiera decir algo que lo diga de frente”, soltó como una bomba.

El explosivo video de Teófilo en su instagram, ¿borracho?

Hace algunas semanas, en sus redes sociales, Teófilo Gutiérrez hizo una transmisión en una de sus redes sociales y allí, en un extraño estado, soltó una duras frases.

Mirando directamente a la cámara, el delantero empezó a buscar a los “sapos y las sapas” porque “tiro y garrote les voy a dar”. Con varias groserías, ‘Teo’ continúo con un “el que se ponga pesado lo tiro a los lobos pa’ que le den diente”.

Luego de este video se dio la salida de Julio Comesaña y en la costa aseguraron que, en parte, el técnico uruguayo dejó el equipo porque buscaba una sanción del club al jugador, aunque no hubo respaldo de los directivos para tomar esta decisión.

Las expulsiones de Teófilo Gutiérrez con Junior

Desde el 2017, Teófilo ha visto la tarjeta roja en seis oportunidades, una cifra alta para un delantero calidoso como él. La mayoría de veces ha sido su rebeldía y enjundia la que ha generado estas expulsiones.

Las más recordadas han sido en torneos internacionales. Una de ellas fue en la Copa Sudamericana del 2018. Contra Santa Fe, el delantero abrió el brazo y casi golpea con el codo a Arley Rodríguez, situación por la que vio la tarjeta roja de inmediato y con un tiempo por delante. La consecuencia fue no jugar el partido de ida de la final.

La más reciente fue contra Unión La Calera, en el partido de cuartos de final de la Sudamericana 2020. En territorio chileno, ‘Teo’ hizo la misma acción y terminó siendo expulsado.