Su historia en el automovilismo comenzó en 2003, en los campeonatos nacionales de karts, como se cuenta en su página web; la condición que le puso su padre para permitirle competir fueron buenas notas en el colegio y lo cumplió, tal cual ahora se encuentra cumpliendo su sueño de llegar a la ‘gran carpa’.

Hace poco en sus redes sociales, Calderón recordó viejos tiempos con una fotografía del 2004 en la que estaba acompañada de su primer monoplaza.

Yo y mi primer kart en 2004. ¡El tiempo vuela cuando haces lo que más te gusta!”

Un año más tarde (2005), Tatiana se convertía en la primera niña en conquistar un título nacional de karts, luego de ganar el campeonato de la categoría pre-junior de la categoría Easykart.