Entre ellos se destaca el entrenador del Arsenal, Mikel Arteta, y el jugador del Chelsea Callum Hudson-Odoi.

“Tras una reunión de accionistas celebrada hoy, se decidió por unanimidad suspender la Premier League con la intención de volver el 4 de abril, bajo reserva de los consejos médicos y las condiciones del momento”, anunció la Premier League en un comunicado.

El Everton también anunció que a todo su equipo y al personal técnico se les aconsejó que se confinen después de que un jugador informó de síntomas consistentes con el COVID-19. El jueves, tres jugadores del Leicester City se confinaron y el Bournemouth informó de que el portero Artur Boruc y cuatro miembros del equipo hicieron lo mismo.

“Por encima de todo, deseamos que Mikel Arteta y Callum Hudson-Odoi se recuperen rápidamente, así como todos los demás afectados por COVID-19“, dijo el director ejecutivo de la Premier League, Richard Masters.

“En esta situación sin precedentes, estamos trabajando estrechamente con nuestros clubes, el gobierno, la Asociación de Fútbol y la Liga Inglesa de Fútbol y podemos asegurar a todos que la salud y el bienestar de los jugadores, el personal y los aficionados son nuestra prioridad”, agregó.

La Liga Inglesa de Fútbol, que comprende las tres divisiones inferiores a la Premier League, y la Superliga Femenina también serán suspendidas hasta el 3 de abril. Los dos partidos amistosos de Inglaterra en casa contra Italia y Dinamarca a finales de este mes fueron pospuestos.

Sin embargo, las autoridades todavía esperan poder reanudar y completar la temporada en una fecha posterior. “A pesar de los desafíos, el objetivo de la Premier League es reprogramar los partidos suspendidos cuando sea seguro hacerlo”, añadió el comunicado.