Hace dos semanas y media, él estaba entrenando en la cancha, apartado del resto de sus compañeros, y se vio sorprendido por el impacto de un rayo. El joven futbolista tenía puesta una cadena, lo que hizo que el rayo se condujera en dirección a su cuello

El portero estuvo en coma inducido, pero su salud luego del accidente evolucionó tan bien que sobrevivió para contar su historia. “Estoy mejorando cada vez más“, contó Zaborowski en un diálogo con un canal ruso, citado por el diario AS de España.

Luego del accidente, el mánager del equipo ruso, citado por CNN, habló sobre lo sucedido y explicó: “El cielo estaba claro, aunque nublado, pero no había lluvia ni viento. Si hubiera habido una tormenta, no hubiéramos estado entrenando”.

Ahora el joven deportista tiene un par de quemaduras y heridas en su pecho, pero está dichoso porque pudo volver a los entrenamientos de su equipo bastante rápido.

“Fue recibido como un auténtico héroe. Los directivos le entregaron una medalla y un trofeo, recibió los saludos de la plantilla del Lokomotiv y firmó su primer contrato con el club”, concluyó AS.

Este es el video que se conoció del momento en el que el rayo impacta al joven: