El texto, publicado en la página web de Dimayor, dice que según el protocolo de bioseguridad para evitar la propagación del coronavirus, a los partidos solo podrán asistir determinados integrantes de Win y que el resto de medios deberá esperar las fotos, videos y entrevistas en audio que comparta la propia Dimayor.

Lo particular es que la información destaca que “Dimayor suministrará de buena voluntad y sin ser una obligación” el material en cuestión para que los diferentes medios lo utilicen en sus respectivas publicaciones, transmisiones y cierres de edición.

Eso sí, al no ser “obligación”, como lo recalca el manual, puede que de ciertos partidos no haya material, lo que perjudicaría a los medios interesados en dichos duelos.

Estas disposiciones causaron todo tipo de malestar en periodistas ajenos a Win, pues se limita su actividad y se ven obligados a pagar la suscripción a ese canal para enterarse de las incidencias de cada partido.

Una de las voces que más se hizo escuchar fue la de José Orlando Ascencio, redactor de El tiempo que en Twitter pidió que “ojalá tengan en cuenta, si lo van a hacer, los horarios de cierre [momento en el que se imprimen los periódicos]”.

Entre tanto, María Fernanda Millán, de As, reflexionó trinando que “al parecer, las familias de los periodistas de otros medios no estaban incluidas entre las 50.000 que dependían del fútbol”.

Acá, más reacciones de rechazo de quienes se ven perjudicados al depender de lo que quiera o pueda compartir Dimayor: