Hijo de ‘Doña Tota’ (Dalma Salvadora Franco) y ‘Don Diego’ (Diego Maradona), el ‘Pelusa’ nació el 30 de octubre de 1960. El jugador, que fue el primer varón de su núcleo familiar, tuvo una infancia llena de dificultades y se crio en Villa Fiorito, una de las zonas más desprotegidas y abandonadas de la provincia de Buenos Aires.

“Cuando llegaba la comida, mi mamá decía que le dolía la panza porque quería que comiéramos nosotros y no alcanzaba. A los 13 años me di cuenta que mi vieja nunca había sufrido del estómago”, afirmó Maradona en una entrevista con Jorge Guinzburg, en Mañanas Informales.

Maradona, el ídolo mundial

Su debut en la Primera División del fútbol argentino fue el 20 de octubre de 1976, a diez días de cumplir los 16 años, en una derrota de Argentinos Juniors ante Talleres de Córdoba. Ingresó con la camiseta número 16 en reemplazo de Rubén Aníbal Giacobetti.

A pesar de su juventud, Diego Armando Maradona era famoso en el equipo de la ‘paternal’ por entretener y sorprender a los hinchas con sus malabares con el balón en el entretiempo de los partidos.

El ‘Pelusa’ en 1981 fue fichado por Boca Juniors, club del cual era hincha, después de cinco temporadas con el ‘semillero del mundo’. Aunque jugó algunos partidos con la selección, César Luis Menotti lo dejó por fuera del Mundial de 1978.

Luego de quedar eliminada en España 82, Maradona lideró a Argentina y se consagró campeón del mundo con la ‘albiceleste’ en México 1986, marcando el mejor gol de la historia del campeonato ante Inglaterra.

Aunque había mostrado pinceladas de su talento en el Barcelona, el mediocampista ‘gaucho’ maravilló al fútbol internacional con su paso por el Napoli, equipo al que llevó a ganar sus dos únicas ligas locales y una Copa UEFA.

Las polémicas de Diego Maradona

El argentino, sin embargo, también fue protagonista de varios escándalos y polémicas durante su vida. Sus adicciones, declaraciones, peleas y litigios judiciales lo pusieron muchas veces en el ojo de la tormenta.

Durante los años 80, Maradona dio positivo para cocaína en repetidas ocasiones, pese a que muchas veces ocultaron los resultados para no perjudicar su imagen. En 1994, fue expulsado del Mundial de Estados Unidos 1994 después de dar positivo en la prueba antidoping.

El ’10’, por otro lado, denunció penalmente a su exesposa, estuvo años sin reconocer a varios de sus hijos, fue filmado mientras le pegaba a su expareja Rocío Oliva y también fue acusado de abuso sexual por una periodista rusa.

El deceso del ‘Pelusa’, probablemente el futbolista más reconocido del planeta, marca un punto final en su movida y controversial vida personal. Sin embargo, su leyenda y recuerdo quedará vigente por siempre.