Apenas se escuchó el pitazo final, ‘la Pulga’ fue a saludar a Carlos Lampe, arquero rival, pero se le acercó el delantero boliviano Marcelo Martins dicéndole tantos improperios que el árbitro le mostró tarjeta amarilla.

En ese instante se calentaron los ánimos y el guardameta albiceleste Franco Armani debió contener a Lionel Messi, que insultaba a Martins gritándole “la concha de tu madre”, ofensa propia del sur del continente.

Incluso, el propio Martins debió ser alejado por sus compañeros para evitar que el incidente pasara a mayores. Sin embargo, el rifirrafe entre integrantes de ambas selecciones continuó, incluso con Messi en la mitad.

Finalmente, cada equipo se fue a su vestuario, Argentina con los 3 puntos gracias a que se impuso de remontada, y la seleccioón de Bolivia con las manos vacías y en el último puesto de la Eliminatoria suramericana con 2 derrotas seguidas.

En video, el conato de bronca entre Messi y Martins: