La foto de las armas se tomó hace ocho años cuando estábamos en una finca, con la familia en piscina y un asado. Los muchachos se hicieron tomar unas fotos con dos pistolas de juguete y la única original era la de Jhon (..) Eso era una recocha entre familia. Yo estaba personalmente allí. Son pistolas de juguete, estábamos quebrando botellas con balines”, aseguró el progenitor del exfutbolista capturado y pedido en extradición por el delito de tráfico de narcóticos, según informó la Fiscalía.

José Viáfara insistió en varias ocasiones durante la entrevista con ese medio de comunicación que su hijo es inocente y que su familia siempre ha sido humilde y jamás ha tenido lujos.

“Se trata de un montaje, de una verdadera calumnia. Estamos invitando a todos los medios a que vengan a conocer a mi familia”, agregó el padre del excampeón de la Copa Libertadores 2004 con el Once Caldas.

El familiar del acusado acotó que, después de retirarse del fútbol en 2015, Jhon Viáfara se dedicó a apoyar escuelas de fútbol infantiles en Jamundí (Valle). “Ahora que aparece el escándalo, algunos encontraron esa fotografía para tratar de empañar la inocencia de mi hijo”, concluyó el padre del exdeportista.

Viáfara fue trasladado este miércoles al pabellón de extraditables de la cárcel La Picota, de Bogotá. El exfutbolista fue abordado por varios periodistas en el aeropuerto militar de Catam y aseguró que es inocente. “Es algo muy duro […] que revisen las cuentas, y ya. Yo estoy tranquilo. Ojalá todo se solucione pronto”, acotó el vallecaucano ante los reporteros.