Junto a Moya fueron arrestados 4 sujetos más que fueron catalogados por la Policía Nacional como extraditables debido a que son requeridos por la justicia de Estados Unidos por delitos relacionados con el tráfico de drogas.

Según Blu Radio, Moya tenía relación directa con ‘Chiquito Malo’, segundo cabecilla de la banda criminal Clan del Golfo, y cayó en una operación de la Dijín, la Fiscalía y la DEA ejecutada en las localidades antioqueñas de Medellín, Turbo y Apartadó.

El medio citó al general Ricardo Londoño, director de la Dijín, para aclarar el papel que cumplía el capturado: “Tenía su taller para adaptar las lanchas con los habitáculos que llevaban de droga. Es de resaltar que él es el padre de un jugador de fútbol profesional colombiano, por lo que muestra arrepentimiento por estar en estas actividades”.

La Policía, por su parte, emitió un comunicado explicando que “la banda contaba con laboratorios en La Guajira, Antioquia y Valle del Cauca, transportando el estupefaciente en vehículos con compartimentos tipo caleta hasta puntos de acopio en zonas costeras del Urabá chocoano, de allí la droga era transportada por correos humanos a Panamá, para posteriormente ser enviada vía marítima en lancha a Costa Rica, Honduras y Nicaragua, con destino final a Estados Unidos”.

La información añade que también fueron incautados 6.546 kilos de clorhidrato de cocaína y que sorprendieron en flagrancia a más de 20 ciudadanos colombianos y panameños, encargados del transporte del alcaloide.

Los capturados deberán responder en Estados Unidos ante la corte del distrito medio de Florida y el distrito este de Texas, donde son requeridos, concluyó el parte policial.