Nairo Quintana perdió contacto con el pelotón en el kilómetro 76, cuando empezaba el terreno de ascenso y el Bahrain, equipo comandado por el español Míkel Landa, impuso fuerte ritmo al frente del grupo.

El boyacense había dicho antes de la fracción que aún no estaba recuperado de sus múltiples caídas, pues tenía golpes en ambas piernas, ambos brazos, una fisura costal, infección en la piel y hasta falta de sueño.

“No me veo al cien por ciento, no podré disfrutar demasiado”, declaró a los medios de prensa del Tour de Francia antes de partir, con lo que dio a entender que podría pasar más de un apuro.

Nairo tenía como objetivo conservar su décima casilla en el Tour de Francia, pero la fortuna no lo acompañó y terminó concediendo más tiempo del que esperaba. Ahora ocupa el puesto 15 de la clasificación general, a 30:51 del líder, el esloveno Primoz Roglic.

En video, el momento en el que se quedó Nairo Quintana:

Así había hablado antes de partir: