“Como siempre, le pido a la gente que ore por mí. Llegué muy cansado del Tour pero ya me he recuperado. Estamos buscando  un pico alto de rendimiento para la Vuelta y voy a dejarlo todo”, aseguró el corredor del equipo Movistar, citado por el diario El Tiempo, en una rueda de prensa que ofreció en Bogotá a propósito de la celebración del Bicentenario de su natal Boyacá.

Esta será la última gran vuelta que Nairo dispute con el equipo telefónico ya que para la próxima temporada cambiará de equipo. Desde hace unas semanas se ha dado como un hecho que Quintana firmará con el equipo francés Arkea, de hecho su papá lo anticipó, pero el campeón del Giro de Italia 2014 y la Vuelta a España 2016 no quiere confirmar nada por el momento.

“Hay acercamientos con varios equipos. El Arkea se ha mostrado interesado y su propuesta es muy buena, pero solo anunciaré mi decisión en las próximas semanas”, agregó Nairo.

Después del Tour de Francia, en el que terminó en el octavo puesto, Quintana regresó a su tierra para recuperarse de las tres semanas más duras de toda la temporada. Pensando en su próximo reto, el colombiano se atrevió a anticipar que ningún paisano suyo lo acompañará como gregario en la ronda ibérica.

“Creo que no me acompañará ningún colombiano  en el equipo para la Vuelta a España. Por ahora solo estamos confirmados Valverde, Carapaz y yo”, concluyó Nairo.