Nairo Quintana, que cruzó la meta con 28:51 minutos de retraso, dijo que aunque la fracción fue “dura”, su motivación es soportar los “2 días que faltan para llegar a París”.

El jefe de filas del equipo Arkea-Samsic ahora ocupa la casilla 17 de la clasificación general, a 57:49 del líder, el esloveno Primoz Roglic, situación poco común en él, pero que está afrontando como se debe, según reconoció.

“Los médicos también se mueren, dice el cuento… Espero terminar de rodar; me quedará un Tour más en las piernas”, expresó.

El boyacense tiene dolencias en ambas piernas, ambos brazos, infección en la piel y hasta una fisura costal; sin embargo, quiere continuar: “No he pensado en el retiro, a pesar de los momentos difíciles”.

Y concluyó apuntando la mala fortuna le puede llegar a cualquiera: “Así como me ha pasado a mí, le ha pasado a otros líderes; me tocó y hay que aceptarlo”.

Entre tanto, el exciclista español y actual comentarista Pedro ‘Perico’ Delgado tuvo duras palabras para Quintana al afirmar que Nairo llega como nunca y falla como siempre“.

El Tour de Francia continúa este viernes 18 de septiembre con 166 kilómetros sin mayores dificultades montañosas, solo un alto intermedio de cuarta categoría.