“Me queda un año de contrato pero realmente no sé. Estoy muy concentrado en la misión que tengo, siento que estoy en el máximo nivel y eso me pone feliz porque seguimos en la pelea”, indicó inicialmente en rueda de prensa.

“Seguiré acá o en otro club de Europa. Mi pensamiento está con Mónaco y seguirá así durante el año que me queda, después ya veremos”, enfatizó.

Además, dijo tener capacidad para rendir en las principales ligas: “Me siento bien en el plano personal para jugar y ser competitivo en el más alto nivel”.

Finalmente, aseguró que su meta es salvar al Mónaco del descenso: “Deseo luchar y batirme en cada partido para ayudar a mi equipo. No hemos asegurado la permanencia. Es el mensaje que hay que recordar. Todo pasa rápido en el fútbol. Debemos estar al 100% todos los días”.

Acá, su rueda de prensa: