Sutherland habló de cómo era Nairo Quintana como jefe de filas en una entrevista con Eurosport. En ella dejó entrever que el boyacense, que ahora lidera al equipo francés Arkea, no confiaba demasiado en sus compañeros cuando estaba en el Movistar Team.

El australiano fue gregario del colombiano en la Vuelta a España 2016, que Nairo terminó ganando, y en el Giro de Italia 2017, en el que Quintana fue subcampeón.

“Cuando estaba corriendo con él (con Nairo), era un poco difícil trabajar, en mi opinión. He trabajado con bastantes líderes, y él era probablemente el más, no diría exigente, porque es una buena persona y tiene un gran corazón, pero lo es en ese momento, en carrera”, aseguró Sutherland sobre su experiencia trabajando para el colombiano.

El ciclista oceánico, que ahora tampoco está en el Movistar, destacó las cualidades que hacen de Nairo un excelente corredor, pero también recordó cómo eran los pequeños roces que se generaban entre él y sus gregarios cuando estos sentían que el boyacense no les tenía mucha confianza.

“Tiene mucha pasión. Tiene tanta determinación, que él se mete en su pequeño mundo. Tenía muy pocos roces, pero sí discusiones conmigo y con otros compañeros diciéndole: ‘Mira, nosotros sabemos lo que estamos haciendo, es nuestro trabajo, así que quédate con nosotros. Cree en tu propio equipo y seguimos el plan, estamos aquí para ti’”, concluyó el australiano.

Sutherland también confesó que se sentía más cómodo trabajando para un líder como el español Alejandro Valverde, comparando lo que sentía al ser gregario de Nairo.