Un niño interceptó el balón y corrió hacia el aro contrario. En un momento, se lo pasó a un compañero, que no reaccionó de forma adecuada. En vez de lanzarlo para anotar un punto, se devolvió con el fin de encestar en la canasta de su equipo.

Apenas arrojó la pelota, el entrenador saltó y frustró su tiro. Él, cayó al piso de la cancha.

Se desconoce donde fue grabada la escena, que generó distintas opiniones en YouTube y se viralizó con más de 800 mil reproducciones. Algunas personas se rieron del infortunio del menor, otras criticaron al coach por bloquear el lanzamiento, y unas señalaron que hizo lo correcto, ya que el pequeño iba a cometer un error.