Este jueves en los juzgados de Paloquemao, en Bogotá se desarrolló la audiencia contra el exdirector técnico de la Selección Colombia Femenina Sub-17.

La diligencia judicial, programada inicialmente para el próximo 22 de abril, se adelantó porque Luna se presentó voluntariamente a los juzgados, acompañado de su abogado.

El fiscal del caso no pidió cárcel para el técnico, pero sí le solicitó otras restricciones como presentarse a todas las citas que le ponga la justicia en el marco de la investigación, no acercarse a las consideradas víctimas ni tampoco salir del país.

La jueza del caso aceptó imponerle estas medidas restrictivas a Luna.

Luna enfrenta este proceso luego de que la Fiscalía escuchara una serie de denuncias de jugadoras de la Selección Femenina Sub-17 y de Carolina Rozo, fisioterapeuta del equipo.

Hasta el momento, el único pronunciamiento de Luna ha sido un comunicado en el que desmiente los señalamientos y donde dice que la fisioterapeuta que lo acusa “confundió la exigencia laboral” que él le hacía.