En la última década, nunca antes un error había marcado tanto a la hinchada del Deportes Tolima, como el que protagonizó el volante creativo Daniel Cataño; quien tuvo en sus pies la posibilidad de darle la cuarta estrella a su equipo, ante Atlético Nacional, pero no solo falló en su cobro, sino que también dejó con 10 a su grupo.

(Lea también: Tocó el cielo con las manos: la dolorosa derrota de Tolima ante Nacional)

Más allá de la notable influencia deportiva en el cotejo, pues desde los 56′ a los locales les tocó luchar con un menos en la cancha, y estuvieron a menos de tres minutos de al menos llevar la definición de la gran final de la Liga BetPlay 1 2022 a los penales, la equivocación del volante antioqueño le impidió a la ‘tribu’ ganar 3,5 millones de dólares. Jugoso premio que se fue por el caño.

En efecto, únicamente por ser campeón, la Federación Colombiana de Fútbol y la Conmebol destinaron 500.000 dólares al vencedor, botín que se llevó el ‘verde’ paisa. Y, aparte, la clasificación a la fase de grupos de la Copa Libertadores 2022, que selló a su favor el cuadro antioqueño, le hubiera permitido a los de Ibagué asegurar 3 millones americanos más, como mínimo, por su presencia.

Aún y con las graves equivocaciones del portero Alexander Domínguez en la ida, que le costaron la titularidad en el choque definitivo ante el ‘Rey de Copas’; aún con las lesiones de Anderson Plata y Andrés Ibargüen, que mermaron el rendimiento del equipo, Daniel tuvo en sus pies la posibilidad, prácticamente, de darle el título al equipo.

Lee También

A los de Ibagué solo les quedará levantar la cabeza y continuar jugando en un semestre que todavía no tiene fin, pues el miércoles (7:30 p.m.) tendrán que recibir a Flamengo de Brasil, por la ‘ida’ de los octavos de final de la Copa Conmebol Libertadores 2022. Otra cita de máxima exigencia, en la que no está permitido perder.