La confrontación de los antioqueños contra Boca Juniors podría jugarse a puerta cerrada por la decisión del Ministerio de Salud de ese país de suspender todas las “aglomeraciones de público en espectáculos internacionales”, informó el Diario Olé.

En plena crisis sanitaria en el país ‘gaucho’, muchos jugadores del conjunto paisa optaron por tomar precauciones y llegaron a Buenos Aires usando tapabocas. En esa nación, ya hay 12 casos confirmados y un fallecido por el virus, agregó el periódico.

El máximo dirigente del equipo boquense afirmó que “si es necesario jugar a puertas cerradas por la salud de la gente, lo van a hacer”, detalló el canal TyC Sports.

Por su parte, el conjunto vallecaucano llegó a Santiago (donde enfrentará a Universidad Católica) con las mismas medidas de prevención y en medio de un recibimiento extraordinario de sus hinchas en la nación austral, como se ve en un video de ESPN. En ese país hay 8 casos confirmados de coronavirus.

Conmebol avisó que “no tomará decisiones por cuenta propia”, sino que estará alerta a lo que decidan los gobiernos locales en Suramérica para estudiar “cómo se afectarán sus competiciones”, concluyó Olé.