La salida en Albertville está prevista a las 7:30 de la mañana, hora colombiana, y la llegada a Val Thorens hacia las 10:44. El sitio Weather Channel muestra más complicaciones a la hora de salida y a la llegada, por lo que el grueso del recorrido no debería ser tan complejo.

La temperatura, pese a la lluvia, es veraniega, para ser en los Alpes; estaría por encima de los 16 grados, sin superar los 24, con humedad del 76 %. El viento tampoco supera los 8 kilómetyros por hora y la visibilidad es aceptable.

Este es el mapa de precipitaciones proyectado para la hora de carrera: las partes verdes son precipitaciones leves y las amarillas son moderadas, pero no hay colores azules, que mostrarían nevadas:

El recorrido inicial de 130 kilómetros fue reducido este viernes y quedó en 59 kilómetros, después de que la tormenta, que ya obligó a neutralizar el final de la etapa del viernes, dañara parte de la ruta del descenso del Cormet de Roselend.

Con 33,4 kilómetros en pendiente moderada (5,5 %), la ascensión a Val Thorens no parece un reto mayúsculo a comparación de las últimas dos etapas de alta montaña con picos realmente retadores como el Izoard, el Galibier y el Iseran, donde el colombiano Egan Bernal se puso líder a dos días de los Campos Elíseos.

La llegada de la etapa, a 2.365 metros de altitud, será en una estación de esquí a la que el Tour solo ha viajado una vez. Allí, en 1994 el escalador colombiano Nelson ‘Cacaíto’ Rodríguez, sorprendió al letón Piotr Ugrumov en las últmas rampas.

Así se ve el perfil del recorrido:

Y este es el mapa aproximado, con tiempo acomodado al ritmo de una persona normal: