La suma tendrá que ser entregada al Nantes de Francia, último equipo de Emiliano Sala, y corresponde al primer plazo del traspaso del jugador fallecido a finales de enero en un accidente aéreo en el Canal de la Mancha.

La Fifa confirmó su decisión sobre el caso después de que el Nantes denunciara al Cardiff por negarse a pagar el fichaje, estimado en 18 millones de euros, según el acuerdo alcanzado entre ambos clubes.

La Fifa explicó que la Comisión del Estatuto del Jugador “no ha dejado de tener en cuenta las circunstancias únicas y específicas de esta trágica situación durante sus deliberaciones sobre la disputa planteada”.

Sin embargo, la decisión puede ser recurrida ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo, TAS, por parte del Cardiff, elenco que alega que no incorporó al futbolista.