En declaraciones entregadas a Radio Provincia’, el hombre contó los sucesos que lo llevaron a denunciar junto a su hija al volante ofensivo caucano que actualmente actúa en el club argentino Gimnasia y Esgrima La Plata, al que se unió recientemente.

“Desde que el jugador llegó al hotel donde se concentra Gimnasia, empezó a acosar a mi hija, que es empleada ahí. Buscaba cualquier excusa para que ella se presente en su habitación y la recibía en paños menores”, relató inicialmente.

Pero luego fue más específico al narrar un episodio más grave: “Ella entró a su habitación por pedido de él con cualquier excusa, que no funcionaba algo. Allí, el jugador cierra la puerta con llave y la aprieta contra la puerta. Mi hija no paró de gritar hasta que la dejó salir”.

Y agregó que eso fue lo que los hizo acudir a las autoridades: “Fueron muchas situaciones horribles, pero lo del encierro ya fue un límite… Desde el club todavía nadie se ha comunicado con nosotros; él es un empleado de ellos y por eso espero que me llamen a la brevedad”.

Este incidente hizo que Gimnasia activara su protocolo de género, lo que por ahora le impide a Johan Carbonero hacer parte de partidos oficiales,

El futbolista, de 21 años de edad y procedente del Once Caldas, aún no tiene un domicilio fijo en la ciudad de La Plata, motivo por el que se estaría hospedando en el hotel en cuestión.

Testimonio del papá de la mujer que denunció a Johan Carbonero por acoso y tentativa de abuso sexual: