La elección, revelada a los medios en conferencia de prensa, se llevó a cabo tras una de las reuniones del Comité Ejecutivo de la Odepa que se llevan a cabo esta semana en Costa Rica.

Junto a Cali competían por la sede las ciudades de Monterrey (México) y Santa Ana (El Salvador).

“Los Juegos Mundiales 2013; el mundial de atletismo de menores 2015; los mundial Fifa-Sub 20 en 2011 y de Fútsal 2016, además de la subsede de los Juegos Bolivarianos 2017 y los Centroamericanos y del Caribe 2018, son algunos de los eventos que ha organizado Cali con éxito”, recordó el Comité Olímpico Colombiano, evocando además los Juegos Panamericanos de 1971.

“Nosotros presentamos la mejor propuesta y fueron fundamentales la presentación realizada hoy y el informe de la Comisión de Seguimiento y Evaluación que ya sabía que todo lo que presentamos es real. Ellos ya había viajado para la verificaron la infraestructura, las pocas distancias de recorrido, los bajos costos y otras muchas ventajas.”, manifestó Baltazar Medina, presidente del COC.

“Muchas gracias por habernos escogido como la sede de los primeros juegos”, fueron las palabras de Dilian Francisca Toro, la gobernadora del  Valle del Cauca, tras conocer el resultado de la votación.

La ciudad debía reunir diversas características, entre las cuales se encuentra la seguridad y la comodidad para los atletas, instalaciones deportivas adecuadas e inversión garantizada para la organización del evento.

“Cali es una ciudad que tiene la experiencia y la calidez dentro de un país que es líder en el deporte en nuestra área, de modo que quedo muy conforme y tranquilo con saber que vamos a tener a Cali y que tendremos garantías de éxito”, expresó a Efe el presidente de Panam Sports, el chileno Neven Ilic.

El objetivo de estos juegos, que albergarán competencias en al menos 30 disciplinas deportivas, es dar un impulso a las nuevas generaciones de deportistas entre los 18 y 22 años, que muchas veces no son tomados en cuenta o carecen de apoyo para su desarrollo.

“Este proyecto es fundamental para abrirle la puerta a la generación de recambio, a chicos a los que normalmente les cuesta recibir recursos y apoyo de sus países porque no hay un competencia clara donde puedan participar. Los recursos en nuestros países son limitados y ahora tendrán que invertir en este grupo de deportistas”, dijo Ilic.

Por su parte, la gobernadora colombiana destacó a Efe que la ciudad de Cali tiene “toda la infraestructura deportiva, hotelera, tenemos turismo, tenemos una multiculturalidad muy grande, muy diversa, pero sobre todo tenemos gente cálida, hospitalaria, alegre, que abre a los visitantes sus brazos y esperamos a todos los jóvenes en los juegos”.

Además añadió que los juegos son “muy importantes porque es para los jóvenes de las nuevas generaciones, es poder lograr que esa cultura Panamericana la conozcan, que ese poder transformador que tiene el deporte llegue hasta los jóvenes y que los jóvenes en el futuro sean mejores ciudadanos, mejores personas y eso para nosotros es un legado, una ganancia”, acotó.

El Comité Ejecutivo de Panam Sports explicó que los medallistas de oro de los Juegos Panamericanos Júnior se clasificarán directamente a los Juegos Panamericanos de 2023.