En algún momento del recorrido entre Praia A Mare y Montevergine Di Mergogliano, etapa de 209 kilómetros, los corredores del Lotto dieron un arrancó y se despegaron del grupo, narra Hansen para el portal especializado Cycling Weekly.

“Una vez que los dos desaparecieron de la vista del lote, este jamás los pudo alcanzar”, dice el texto del artículo, pero no porque estos grandes profesionales hubieran sido muy rápidos, sino porque fueron astutos y bromistas.

Como aún quedaba mucho kilometraje para mantener la diferencia de más de 2 minutos sobre el lote, y con un pelotón principal que bregaba por alcanzarlos, los compañeros de equipo decidieron esconderse en un parqueadero de carros-casa ubicado en una curva del camino.

El artículo continúa abajo

Lo hicieron tan bien, que ni la cámara del helicóptero ni la de las motos detectaron la movida. Así, esperaron que pasara el lote y salieron justo detrás de la caravana de vehículos de asistencia, que siempre viaja justo detrás del lote.

Los hombres se metieron en la cola del pelotón mientras que los protagonistas adelante aceleraban, en busca de Wellens y Hansen.

Luego, los dos quisieron sorprender a sus ‘perseguidores’ del equipo Michelton-Scott (el de Yates y Chaves) en la punta del lote. Cuando los vieron, varios corredores “miraban hacia adelante y a los ‘escapados’ y les preguntaban que de dónde habían salido”.

“Escondámonos a ver qué sucede”, habían dicho los compañeros de equipo cuando decidieron jugarle la broma al lote.

Este tipo de acción no es penalizada y se usa, según los bromistas, en carreras no tan importantes, pero jamás en una de las 3 grandes (Giro, Tour y Vuelta), pues la presión y la presencia de cámaras de TV en vivo por todo lado lo hace muy difícil.

Dicen los corredores que a la mayoría le hizo gracia, menos a quienes estaban persiguiéndolos, pues esa es energía gastada por nada que más adelante se puede necesitar.

También recibieron elogios por parte de un jefe de equipo, que dijo que para hacer esa broma se requiere ser muy buen ciclista.