La reacción de Amaya surgió luego de que Eduardo Pimentel emitiera un trino de carácter político y con tono ofensivo hacia ciertos sectores de la sociedad.

“Se unieron los terroristas, los liberales, Cambio Radical, los bandidos, el Polo, los verdes, JEP, los indios y la escoria del país santista. Su plan: NO dejar gobernar, sembrar caos, odio y venganza; intentan hacer creer con mentiras, que los buenos son los malos y los malos son los buenos; IMBECILES”, escribió Pimentel.

Frente a esta publicación, el gobernador contestó con otro mensaje en la misma red social mostrando su desacuerdo con la forma en la que se expresa el dueño del Chicó, elenco que tiene como sede la ciudad de Tunja.

“Señor Pimentel, recuerde que el departamento le abrió las puertas al equipo cuando llegó de Bogotá y debería saber ya que la grosería no va con Boyacá, nombre que lleva bordado la camiseta del club”, replicó inicialmente.

Pero luego fue más contundente con una advertencia directa: “Con ese irrespeto no va a lograr que empresas públicas del departamento lo sigan patrocinando”.

Boyacá Chicó, que venía militando en segunda división, acaba de obtener el ascenso a la máxima categoría del fútbol colombiano junto al Deportivo Pereira, escuadras que ocuparán las casillas que dejaron los descendidos Unión Magdalena y Atlético Huila.

Acá, los trinos de cada uno: