La Fiscalía citó a juicio en noviembre a Didier Luna por la denuncia que presentó en febrero pasado Carolina Rozo, quien se desempeñó entre 2017 y 2018 como fisioterapeuta de la Selección Colombia Femenina Sub-17.

Hubo futbolistas de esa Selección Colombia que también denunciaron al extécnico, pero Luna solo fue acusado por su supuesto acoso sexual contra Rozo, señaló Blu Radio.

La fisioterapeuta contó en la emisora La W, en febrero, que se negó a las proposiciones y que esto valió para que Luna la empezara a acosar laboralmente: “Le dije que no y no me volvió a dirigir la palabra, empezó a sabotear mi trabajo, a gritarme, a sobre cargarme de trabajo y me dijo que esto era algo personal”.

“Un día, en un almuerzo, se acerca con una foto de mi red social y me dice ‘esta es la mujer que quiero para mí, no te descuides porque te voy a robar un beso, quiero algo contigo, estoy hablando en serio, quiero que seas mi mujer; solo quiero un pedacito de tu corazón, te puedo llevar a cosas muy grandes en el fútbol, a lo que tú quieras’”, agregó Rozo en aquella oportunidad.

En marzo, el fiscal del caso no pidió cárcel para el técnico, pero sí le solicitó otras restricciones como presentarse a todas las citas que le ponga la justicia en el marco de la investigación, no acercarse a las consideradas víctimas ni tampoco salir del país.