El caso se registró el pasado fin de semana y la tía de uno de los jóvenes asesinados explicó, a Noticias Caracol, cómo sucedieron los hechos.

“Fue por un acto de intolerancia, por el alto volumen del equipo (de sonido). Los homicidas llegaron al sitio donde estaban festejando unos 15 años. Llegan con palabras ofensivas y groseros, sin pedir el favor, y de una vez a agredir al hermano de la niña que estaba festejando”, narró Silvia Sánchez.

Las víctimas eran el hermano de la quinceañera y un amigo (Brayan Sánchez) que intercedió para defenderlo, y los dos murieron por heridas de bala. Además, la mamá de uno de ellos resultó herida.

También le puede interesar:

Al respecto, William Rivera, defensor de Derechos Humanos en la localidad de Usaquén, advierte que la violencia en este sector de la ciudad se ha vuelto un tema delicado por culpa del “microtráfico”, y dice al noticiero que “la Policía, especialmente del CAI Codito, ha sido muy permisiva y está coaccionando a las personas para que no denuncien, diciéndoles que si denuncian va a ser difícil la situación”.

También, Rivera denuncia que a una joven de 20 años “la quemaron con ácido porque aparentemente la iban a abusar”.