El atraco ocurrió este viernes en la mañana cuando los jugadores uruguayos Pablo Fuentes (arquero) y Aníbal Hernández (volante) iban en un carro hacia el estadio Pascual Guerrero, informó el club en un boletín.

Los asaltantes les quitaron los relojes y un teléfono celular. “Afortunadamente para todos, la situación no afectó la integridad física de nuestros futbolistas, sin embargo, rechazamos enérgicamente lo que está sucediendo en Cali con respecto a los hechos al margen de la ley “, agrega la información.

También le puede interesar:

Ante este llamado urgente de seguridad el comandante del Distrito Tres de Policía en Cali, mayor Paulo César Botero, dijo a El País que las autoridades ya tienen las denuncias de los jugadores y que procederán a realizar los retratos hablados de los señalados asaltantes.

“Hay unidades de la Sijín que ya están recopilando entrevistas y videos de las cámaras de seguridad del sector para lograr la captura de los responsables”, agregó el oficial.

Y no era para más, ya que este es el segundo atraco en el que los objetivos son futbolistas de equipos caleños. El anterior ocurrió el pasado siete de julio y la víctima fue el volante Mayer Candelo, del Deportivo Cali, que viajaba con su familia.