En una entrevista con BBC, Ciric indicó que, sumado a los paños de microfibra —de esos que regalan las ópticas—, el agua y el jabón son los mejores aliados para limpiar el celular.

Según ella, luego de humedecer el paño “con agua y jabón doméstico simple”, se deben frotar suavemente las superficies del teléfono, teniendo precaución de no mojar “ninguna abertura”, incluso si se trata de un celular resistente al agua.

En seguida, de acuerdo con su explicación, el teléfono se debe secar con otro paño de microfibra limpio.

Ciric recordó que Apple también recomienda limpiar el exterior de los celulares con toallitas que contengan un 70 % de alcohol isopropílico. Estas se pueden conseguir “en tiendas de informática o por Internet”, agregó la microbióloga.

Al final, la experta señaló que, a pesar de poner en práctica lo anterior, el teléfono “volverá a tener gérmenes” tan pronto como las personas lo vuelvan a coger, por lo que es indispensable lavar las manos “regularmente y a fondo”.

A continuación, puede ver el video en el que Lena enseña a limpiar el celular: