La pareja buscaba una mesa en el lugar, donde guardan muebles viejos, reportó Mashable. Luego de que la chica abriera una escalera, repentinamente, apareció una rana, lo que asustó demasiado a los tres.

Todos corrieron en fila y abandonaron el patio. Sin embargo, segundos después, Lucky regresó para recuperar su juguete favorito: un Papá Noel, detalló el medio.

El artículo continúa abajo

La graciosa escena fue registrada por cámaras de seguridad de la casa. Mike la divulgó en su cuenta de Twitter y esta superó los 2 millones de reproducciones y divirtió a muchos internautas.

Este es Lucky: