Pese a que parece inofensivo, la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor (CPSC, por su nombre en inglés) de Estados Unidos alertó que los ojos saltones del juguete de Disney pueden desprenderse y causar asfixia a los menores.

Ante esa advertencia, Disney anunció que retirará, “voluntariamente”, a ‘Forky’ del mercado porque, para ellos, “nada es más importante que la seguridad” de los niños, y aseguró que rembolsará la plata a los consumidores que devuelvan los peluches.

Y es que la Comisión de Seguridad estadounidense recomendó a los padres alejar a los niños del peluche y devolverlo en cualquier tienda de Disney.

El juguete, indició la entidad norteamericana, llevaba en el mercado tres meses, tiempo en el que no se reportó ningún accidente.

El peluche, fabricado en China, tenía un costo de 20 dólares, 60 mil pesos colombianos, aproximadamente.