Los apasionados de esta mexicana, que ha conquistado cientos de corazones a nivel mundial con su irreverencia hecha poesía e impresa en cientos de lienzos, podrán conocerla más a fondo paseando por la famosa Casa Azul, ubicada en el 247 de la calle Londres, de la colonia Coyoacán.

Los espacios que en este momento se encuentran disponibles son su estudio, cocina y jardín, que son un claro reflejo de su interior y de lo que vivió desde el 6 de agosto de 1947 hasta el día de su muerte.

Además, también se encuentra la exposición temporal ‘Las apariencias engañan’, en la que destacan vestidos con bordados típicos de la cultura mexicana y corsés, algo que va muy ligado con el arte barroco, aunque ella se haya querido desligar de esta corriente.

Cabe mencionar que en el mismo espacio, Frida convivió con el muralista Diego Rivera, el hombre que fue su eterno enamorado, con quien conoció todas las caras del amor.

Sin pagar un solo peso en tiquetes aéreos o un recorrido en un bus de turismo, haga clic aquí y visite la casa de la pintora.