Si la sensación en sí es una de las más placenteras que puede experimentar una persona, los expertos aseguran que el cervical les hace llegar más allá del punto que la mayoría conoce y por eso lo denominan “el poderoso”, como detalló Fucsia.

El medio detalló que este clímax toma su nombre por la cérvix, conocida comúnmente como cuello uterino, “que es la parte del órgano reproductor femenino” que hace conexión con el útero; mide más o menos 3 centímetros de largo y 2,5 centímetros de diámetro.

¿Cómo llegar al ‘santo grial’? El portal dio el paso a paso:

  • Para llegar al punto exacto que hará que la mujer, casi literalmente, llegue a las estrellas, ella deberá ser la primera en explorarlo y luego guiar a su pareja. Es más sencillo cuando se está cerca del ciclo menstrual, pues la cérvix se dilata.
  • Comenzar en la posición del ‘misionero’ hará que el flujo sanguíneo llene de forma correcta la zona del placer.
  • Variar la posición. Ella deberá elevar sus piernas a 90 grados, y cuando sienta un leve dolor, él tendrá que parar y empezar a hacer movimientos suaves y con presión, lo que activará el punto deseado.
  • La penetración debe ser (muy) profunda y en vez de sacar demasiado el pene, se harán embestidas cortas e intensas.

Nota: si lo anterior no funciona mucho, deberán calcular más o menos a 10 centímetros de la entrada de la vagina.

Hagan sus cálculos y lleguen tan lejos como el placer (y el largo del pene o juguete) les permita.