Seblani, en diálogo con la agencia Reuters, relató los angustiantes momentos que vivió este martes, cuando los estallidos, que dejan al menos 130 muertos y miles de heridos, devastaron Beirut, en Líbano.

La mujer, de 29 años, posaba muy feliz con su largo vestido blanco para el camarógrafo Mahmoud Nakib en la parte exterior del lujoso Hotel Le Gray, en el centro de la ciudad.

De un momento a otro, se escuchó la explosión y todo cambió. En vez de felicidad había desconcierto y desolación al ver cómo había quedado todo a su alrededor.

En el video que se viralizó en redes de ese momento, se ve que Israa Seblani es auxiliada por un hombre. Todos los que estaban allí salieron ilesos y se refugiaron en una casa cercana.

“Me había estado preparando para mi gran día durante dos semanas y estaba tan feliz como todas las otras chicas. Mis padres estarán felices de verme con un vestido blanco… Lo que sucedió durante la explosión aquí, no hay palabras para explicar … Me sorprendió, me preguntaba qué pasó, ‘¿voy a morir?’”, relató Seblani a Reuters.

La libanesa, que vive en Estados Unidos y que llegó a Beirut hace 3 semanas para preparar su boda, le contó a esa misma agencia que este miércoles ingresó a lo que quedó del Hotel Le Gray para buscar sus pertenencias, sobre todo su pasaporte. Afortunadamente, lo encontró.

Comenzamos a caminar y fue extremadamente triste, no se podía describir la devastación y el sonido de la explosión. Todavía estamos en estado de shock … Nunca había escuchado algo similar al sonido de esta explosión”, expresó Seblani a Reuters y agregó: 

“Me siento muy triste por lo que le sucedió a otras personas, por lo que le sucedió al Líbano. Cuando desperté y vi el daño que le sucedió a Beirut, lo único que dije fue gracias a Dios que todavía estamos vivos”.

Seblani, dice, ama el Líbano, pero siente que después de la explosión del martes, vivir allí no es una opción, por lo que espera que su novio y futuro esposo obtenga la visa estadounidense para poder radicarse allá, señala la agencia.

El número de víctimas mortales y desaparecidos por la explosión que sacudió este martes a Beirut se eleva ya a 135 y a más de 5.000 los heridos, 24 horas después de la deflagración que tuvo lugar en el puerto de la ciudad mediterránea.

Se ha acordado instalar hospitales de campaña para tratar a los heridos de forma rápida y el Ministerio de Salud establecerá los lugares apropiados” para levantar estos, con la ayuda del Ejército, dijo Mohamed  Hasan, el ministro libanés de Salud.

Hasan, además, anunció 3 días de luto oficial a partir de este miércoles 5 de agosto para honrar a las víctimas de la tragedia.