Este miércoles, Ministerio de Situaciones de Emergencia regional advirtió a los ciudadanos de Astracán que las ráfagas de viento pueden alcanzar velocidades de entre 15 y 20 metros por segundo, indica Actualidad RT.

Por ello, pidió a las personas que no salieran a la calle para evitar cualquier tipo de accidente mientras la voraz tormenta de arena pasa por la ciudad.

Los locales acudieron a las redes sociales y publicaron varios videos que evidencian la voracidad de la tormenta de arena. Incluso, señala el mismo medio, algunos dijeron que nunca habían visto un fenómeno así.

A finales de abril, una inmensa nube de arena cubrió viviendas, edificios y fábricas, causando contaminación y accidentes de tránsito en la provincia de Gansu, noroeste de China.

Las tormentas de arena que ocurren en el país asiático, y que pueden llegar a Rusia, son a menudo originarias del desierto de Gobi, situado entre China y Mongolia.

Para frenar estas tormentas, las autoridades han reforestado desde hace varias décadas las zonas periféricas de los desiertos, con el fin de crear una “Gran muralla verde” destinada a bloquear la arena.