“Sentí que algo saltaba fuera del agua y se aferraba a mi brazo por el codo. Simplemente me agarró, se revolvió en el agua y se fue nadando”, comentó O’Rourke al medio ABC News. 

O’Rourke fue tratado inmediatamente en el lugar por unos salvavidas y cuando le recomendaron que fuera a un centro médico se negó y prefirió ir a un bar. 

Así lo contó RJ Berger, amigo del sorfista herido, al medio WJXT News.

“Inmediatamente se fue a un bar mientras decía que lo había mordido un tiburón y porque la gente le había prometido que le compraría bebidas (alcohólicas)”, dijo RJ Berger al medio estadounidense. 

Por ahora, se desconoce si finalmente O’Rourke fue a un hospital después de tomarse las cervezas.

A pesar del susto, Berger comentó al mismo medio que aún planea surfear y “Frank, también”.