De acuerdo con el diario Daily Mail, el maltratador obligó a su mascota a comer un alimento llamado La Zi Ji, o pollo Chongqing Chilli, un plato conocido por sus sabores “extremadamente picantes”.

En el video se ve que el perro, a los pocos segundos, empieza a derramar lágrimas debido al picante y al dolor que el chile le provoca.

Sin importar que el pastor alemán lo pasaba muy mal, el hombre continuó grabando y de manera irónica escribió junto a la secuencia: “Lo está disfrutando mucho”, agrega el rotativo inglés.

Ese medio explica que este tipo de videos se popularizaron en China antes de que el gobierno impulsara una campaña para evitar el desperdicio de comida.

Antes de que el presidente Xi lanzara una campaña llamada ‘Operación Plato Vacío’, los internautas del país asiático se congratulaban publicando videos donde se los veía consumiendo una cantidad excesiva de comida mientras interactúan con sus seguidores en medio de una transmisión en vivo, detalla Daily Mail.

En medio de esa cuestionable moda, dueños de animales decidieron hacerlos protagonistas de estos videos. Sin embargo, en las últimas semanas creció más rápidamente un movimiento para proteger a los animales y divulgar la identidad de los sujetos que cometen estos crueles actos, indica el diario británico.

A continuación, el video donde se ve que al pastor alemán se le salen las lágrimas porque su amo lo obliga a comerse un plato lleno de ajíes: