Su papá y su hermano mayor, que estaban tratando de controlar el incendio desde otro punto, le dejaron la instrucción al menor de que si el fuego se acercaba demasiado a la casa, tomara la camioneta familiar y condujera hasta un lugar seguro, informó BBC.

El menor lo hizo, y una hora después los bomberos lo detuvieron y lo llevaron a una estación de policía para ponerlo a salvo; allí, los oficiales lo reunieron con su familia, agregó la cadena de noticias.

En entrevista con ABC Radio, Craig Spencer, de la Brigada de Incendios, recordó que el niño había entrado “un poco en pánico” no solo porque no sabía bien a dónde dirigirse, sino también porque el humo le dificultaba la visibilidad.

Ivan Sturrock, padre del menor, aseguró a ese medio que al niño le enseñaron a manejar desde los 7 años “en caso de que ocurriera algo así”, y añadió que se sentía “orgulloso” de su hijo por hacer exactamente lo que le dijeron que hiciera.

A continuación puede ver una foto del incendio y otra de Luke: