Las imágenes ya tienen miles de visitas en YouTube y dan cuenta de la ternura de la pequeña al tratar de darle un beso al salvaje animal.

Pese a que la foto superior genera temor, la niña y el león están separados por un vidrio muy grueso. Sin embargo, según The Mirror, se encontraban muy cerca y mientras la pequeña sonríe, el animal está enfurecido y con ganas de salir al ataque.

El video, que habría sido grabado hace varios años, pero que volvió a ser viral en estos días, termina con el león levantado dando zarpazos y atacando el vidrio. La niña, por su parte, se mantiene expectante, pero con miedo.

Estas son las imágenes: