El procurador general William Barr solicitó a Apple desbloquear dos iPhone que tienen relación con el tiroteo en la base naval de Florida el pasado 6 de diciembre. Expresó que Apple no ha brindado “asistencia sustantiva” para desbloquear los teléfonos, informó The Verge.

Barr dijo que el FBI había recibido autorización de la corte para registrar ambos iPhone. También hizo un llamado a las compañías tecnológicas a  “ayudarnos a encontrar una solución para que podamos proteger mejor la vida de los estadounidenses y prevenir futuros ataques”, expresó en una rueda de prensa según el mismo medio.

Ante esto, el presidente Trump escribió en Twitter: “Estamos ayudando a Apple todo el tiempo en COMERCIO y en muchos otros temas, sin embargo se niegan a desbloquear teléfonos utilizados por asesinos, traficantes de drogas y otros criminales violentos. Tendrán que dar un paso al frente y ayudar a nuestro gran país”.

La empresa se refirió a la situación en un comunicado y explicó que a las pocas horas del ataque ese 6 de diciembre se produjo la primera solicitud del FBI, así que la marca dio una amplia variedad de información para colaborar con la investigación. Luego, del 7 al 14 recibieron seis solicitudes adicionales y en respuesta se entregaron copias de seguridad de iCloud, información de las cuentas y datos transaccionales para varias cuentas, según otra nota de The Verge.

Apple añadió que: “El FBI solo nos notificó el 6 de enero que necesitaban asistencia adicional, un mes después del ataque. Solo entonces nos enteramos de la existencia de un segundo iPhone asociado con la investigación y la incapacidad del FBI para acceder a cualquiera de los iPhone. No fue sino hasta el 8 de enero que recibimos una citación para obtener información relacionada con el segundo iPhone, a lo que respondimos en cuestión de horas”.

Por último expresó que es casi imposible desbloquear un iPhone sin la contraseña, y que aunque las personas crean que las “puertas traseras” deben existir para los buenos también pueden ser explotadas por los malos.