El primer punto de las recomendaciones consiste en tener un enfoque nacional para las cuarentenas que se imponen en el mundo. En estados Unidos, por ejemplo, las personas pueden viajar a través de las fronteras estatales lo que facilita la propagación del COVID-19.

Añade que cualquier confusión sobre el confinamiento solo extenderá el dolor económico y aumentará las posibilidades de que el virus afecte a las personas, según Gizmodo. 

El segundo punto se enfoca en pedir a los gobiernos que aceleren las pruebas y los exámenes para determinar quién está contagiado. 

“Luego, en segundo lugar estarían las personas altamente sintomáticas con mayor riesgo de enfermarse gravemente y aquellas que probablemente hayan estado expuestas”, explicó Gates en su columna en The Washington Post.

Para finalizar, el último paso consiste en tener un enfoque basado en datos para desarrollar tratamientos y una vacuna que contrarreste la pandemia. 

También indicó que los científicos están trabajando en ambas soluciones médicas e hizo énfasis en que los líderes en cada país ayudan a no alimentar rumores o compras de pánico, añadió Gates en el diario estadounidense.