Papá Noel tampoco ‘descenderá’ por la chimenea ni tampoco atravesará la puerta de entrada, pero su rostro sí aparecerá en un dispositivo electrónico en tiempo real.

La agencia de empleo de la ciudad germana de Gotinga, en el estado de Baja Sajonia, descubrió recientemente cómo hacer posibles las visitas ya canceladas, a pesar de la pandemia de coronavirus.

“Recibí un llamado de uno de nuestros Papá Noel. Preguntó qué pensábamos de que este año prestara su servicio de manera digital, por ejemplo con una videollamada”, explicó Monika Skotnik, quien se dedica desde 1988 a este negocio estacional en la tramitación de empleos.

Por lo tanto, Papá Noel también pasó a integrar las filas de los trabajadores desde casa. Según explicaron los empleadores, deberá buscarse una esquina confortable en su casa para generar el ambiente adecuado.

Varios Papá Noel se acogen al nuevo ‘modelo de negocios’

Cinco experimentados Papá Noel de Alemania se comprometieron a transmitir sus discursos por videollamada. Ya ingresaron una docena de reservaciones para Nochebuena, afirmó la portavoz de prensa Christine Gudd. Sin embargo, el negocio hasta ahora está ganando en intensidad a mediados de diciembre.

El año pasado, 8 Papá Noel de esta agencia de empleos realizaron entre 80 y 100 visitas a domicilio. Pero Gudd cree que es posible que este año esa cifra sea superada, sin viajes presenciales, a veces con 50 a 60 kilómetros de una familia a otra.

Respecto de otros colegas que también ofrecen servicios de Papá Noel, dijo no estar al tanto que este año otros asimismo hayan decidido ofrecer visitas digitales.

El siguiente video de un Papá Noel en Finlandia que aún hace sus recorridos en un trineo jalado por renos confirma el arraigo de esta tradición en países europeos: