Fue registrada con el número 9.570.002 y revelada el pasado martes por la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos.

La patente fue reasignada para Apple ya que originalmente había sido archivada en junio de 2014 por la empresa LuxVue, especializada en tecnología de detección microLED altamente eficientes, que los de Cupertino compraron por una cifra no revelada ese mismo año, indicó AppleInsider.

En el documento se describe lo que sería una pantalla microLED que tendría reconocimiento de huella digital sin la presencia de un sensor Touch ID, según publicó Applesfera.

Pero, añade ese mismo portal, esto requiere que el gigante tecnológico cambie drásticamente la tecnología de un anillo de accionamiento capacitivo para entrar en contacto con el dedo de los usuarios durante el funcionamiento. Para hacer lo que describe la patente, debería eliminar o integrar completamente el anillo a la pantalla.

Según explica Applesfera, esta tecnología podría verse en el iPhone 8, que, según viene rumoreándose, podría tener una pantalla de borde a borde, por lo que Apple debería eliminar o al menos rediseñar algunas características de sus actuales teléfonos.