La nueva función del servicio cartográfico utiliza 24 millones de fotografías satelitales tomadas durante las pasadas cuatro décadas, en lo que Google, propietaria del programa, ha bautizado como un producto 4-D, ya que añade el tiempo a las tres dimensiones espaciales.

“Con el ‘Timelapse’ de Google Earth ponemos a disposición del usuario una imagen más clara de cómo está cambiando nuestro planeta. Una imagen que no muestra únicamente los problemas, sino también las soluciones”, indicó un portavoz de la compañía en un encuentro con la prensa.

Todo aquel internauta que lo desee puede acceder a la nueva funcionalidad a través de g.co/Timelapse, haciendo clic sobre el ícono del timón de barco y seleccionando la opción ‘Timelapse’.

La idea de Google es que investigadores, gobiernos, empresas y organizaciones sin ánimo de lucro de todo el mundo puedan usar esta herramienta gratuita para observar los efectos de la crisis climática.

Los 24 millones de imágenes usados en ‘Timelapse’ van de 1984 a 2020 y, en conjunto, representan cuatrillones de píxeles, que tardaron más de 2 millones de horas en ser procesados.

Para desarrollar el producto, la empresa de Mountain View (California, EE. UU.) ha usado datos facilitados al público por parte del Gobierno estadounidense y de la Unión Europea.

Este video explica cómo funciona la nueva adición al programa de Google: