La información se ha dado a conocer a través de la prensa coreana, que asegura que el nuevo smartphone del fabricante chino se parecería al de los surcoreanos debido a que tendría una pantalla con los bordes curvados, informó Phone Arena.

El portal añadió que la compañía china podría retrasar el lanzamiento del nuevo smartphone hasta finales de año para poder utilizar el procesador Qualcomm Snapdragon 835, ya que, si lo lanzara ahora, debería utilizar el Snapdragon 821, pero el OnePlus 3T ya tiene este chip.

El cuerpo del teléfono sería cerámico como el del Xiaomi Mi MIX, pero, según explica El Androide Libre, podrían haber dos versiones: una con este cuerpo y uno más convencional.

En cuanto a las especificaciones el OnePlus 5, tendría 6 GB y 8 GB de RAM y una aparente memoria interna de 256 GB, una cámara principal de 23 megapíxeles y una frontal de 16. Además, la batería tendría 4.000 mAh.

Phone Arena explicó que el fabricante chino saltaría del OnePlus 3T directamente al OnePlus 5 debido a que el ‘4’ es considerado un número de mala suerte en el país asiático.